Baterías móviles. Algunos mitos y leyendas.

bateria-635x363 (Contenido del programa emitido el 28-03-2015)

    Para aquél que ya lleve un cierto tiempo navegando por la red no es un secreto que se debe ser muy cuidadoso al momento de seleccionar las fuentes desde donde recabamos la información, ya que muchas veces la misma puede no ser totalmente fiable. Esta característica de los contenidos que se encuentran en Internet ha favorecido a lo largo de los años la generación y proliferación de todo tipo de mitos que pese a los nuevos avances tecnológicos que los desmienten, parecen muchos seguir arraigados como verdades en las mentes de numerosos usuarios.

    Ahora bien, en la actualidad, la mayoría de las personas cuenta con un teléfono celular y, con suerte, se trata de un smartphone. Sin embargo, el problema con los teléfonos inteligentes es que, debido a que los usamos para más que sólo llamar, es común que la batería se agote rápidamente. La singular importancia de traer el móvil siempre con batería, ha dado lugar a la aparición de algunos mitos relacionados con la carga del celular, como los que a continuación abordamos.Mitos-Y-Verdades-Sobre-Las-Baterías

    La primera de estas falsas concepciones quizás tuvo su génesis en la época en que la tecnología de las baterías de móviles no era tan avanzada. El famoso “nunca dejes cargando el teléfono de noche”. Actualmente, la tecnología de regulación de baterías d650_1200e teléfonos inteligentes ha avanzado hasta el punto en que, el propio dispositivo sabe exactamente cuándo dejar de alimentar la carga. En otras palabras, no hay riesgo de que una “sobrecarga” pueda dañar tu teléfono y estropear la batería, ya que las medidas de seguridad con que cuenta tu smartphone están diseñadas especialmente para evitar que esto suceda. De lo que sí hay que preocuparse es del sobrecalentamiento. Por lo tanto, si vas a dejar tu teléfono conectado a la corriente eléctrica toda la noche, asegúrate de colocarlo en una zona ventilada y quita las fundas o cualquier otro protector que hayas puesto en él para que el calor generado durante la carga pueda circular correctamente en caso de calentarse demasiado.

    Otra creencia errada es la idea de que las baterías deben usar su carga completamente antes de ser recargadas. Los expertos aconsejan que es mejor cargar la batería del teléfono diariamente que realizar una carga profunda cada cierto tiempo. Se dice que la batería del móvil tiene un número finito de ciclos de carga, y cada vez que dejamos que muera totalmente, estamos tirando un ciclo a la basura. Así que, lo ideal es que mantengamos nuestros dispositivos cargados entre el 50 y el 80 por ciento. En otras palabras, lo correcto es cargar nuestro teléfono de manera intermitente durante todo el día en lugar de esperar a realizar una carga de 0 a 100 por cientomitos-verdad-cargador-bateria1. No obstante, lo anterior no significa que el celular nunca se deba apagar. Todo lo contrario. Algunos expertos de Apple han recomendado que, apagar de vez en cuando el teléfono, puede ayudar a maximizar la duración de la batería.

    Finalmente, en lo que se refiere a los cargadores que utilizamos es necesario invocar el popular refrán “lo barato sale caro”. La principal razón para no utilizar cargadores genéricos es simple: no se construyeron pensando en la seguridad del equipo. Esto significa que hay una enorme posibilidad de que estos cargadores puedan provocar un incendio obateria-tipos dañar la batería. Además, no siempre son diseñados con los mejores estándares de calidad y, generalmente, tienen un tiempo de vida mucho más corto que un cargador original. Asimismo, el utilizar el teléfono mientras está enchufado es teóricamente seguro siempre y cuando se utilice un cargador original. Con genéricos, mejor no arriesgarse.

Fuentes: hipertextual, informatica-hoy

Imágenes: soscuriosotech.batanga, xataca, venprensatodaysblackboard

Anuncios

Del cómo nos dejamos de perder, gracias al GPS.

gps-satellite-constellation-348x196(Contenido del programa emitido el 07-03-2015)

    Los mapas impresos, sobre todo aquellos que contienen información sobre caminos, rutas y autopistas, se utilizan cada vez menos. El invento responsable de dicha obsolescencia es el sistema de posicionamiento global llamado GPS (por sus siglas en inglés), un sistema electrónico que utiliza una constelación de satélites y receptores de bajo precio capaces de determinar en tiempo real su posición con una precisión de un par de metros. El GPS fue inicialmente desarrollado como un sistema de estrategia bélica por parte del Departamento de Defensa de los EE.UU., pero con el paso del tiempo el gobierno de ese país decidió permitir el uso público del sistema, aunque limitando ligeramente su exactitud.

     La historia de este maravilloso invento comienza cuando las fuerzas militares de los EE.UU. decidieron que necesitaban un sistema que les permitiese determinar su posición con el mayor detalle posible en cualquierimage_gallery lugar del mundo. El “abuelo” del actual sistema GPS se llamó “Sistema TRANSIT” y entró en servicio en 1965. Nacido gracias al trabajo de la NASA y el Departamento de Defensa, este sistema contaba con seis satélites que recorrían órbitas polares muy bajas y que si bien proporcionaba una cobertura global e independiente de las condiciones atmosféricas, no gozaba de disponibilidad constante. Esto significaba que a menudo las tropas necesitaban esperar durante una o dos horas hasta que la posición de los satélites le fuese favorable, y luego “escucharlos” durante unos 15 minutos para poder saber dónde estaban ubicadas.

     En 1984 tuvo lugar un incidente internacional que terminaría convirtiendo al sistema GPS en una herramienta de uso civil. Un avión de pasajeros de la Korean Airlines fue derribado por la Unión Soviética cuando por error se desvió de su ruta e invadió eGPS1-550x447l espacio aéreo de ese país. La administración del presidente Reagan, buscando evitar que incidentes similares potencialmente capaces de llevar al mundo a situaciones poco afortunadas, decidió ofrecer a los usuarios civiles acceso al GPS. Para evitar que sus enemigos pudiesen utilizar las ventajas del sistema contra esa nación, el Departamento de Defensa de los EE.UU. impuso restricciones en la precisión de los receptores, de forma que el error en el posicionamiento fuese mayor que el de los disponibles para el uso militar.

     A pesar de todas sus ventajas, el sistema no se hizo mundialmente popular hasta que tuvo lugar la denominada Guerra del Golfo, en 1991. Más o menos por esa fecha se puso en funcionamiento un servicio llamado “GPS Diferencial”, capaz de lograr una precisión de 3 metros utilizando un dispositivo poco más grande que un teléfono móvil. En la actualidad se han hecho experimentos que permiten reducir ese error a menos de un centímetro, dando lugar a sistemas capaces de medir el desplazamiento incluso de placas tectónicas o del terreno durante un terremoto.

    Como ha sucedido siempre en el mundo del desarrollo tecnológico, ahora mismo este sistema en su uso más conocido (navegación tegps2rrestre y peatonal) ha sido objeto de numerosos cambios. Por ejemplo, la industria automovilística cada vez lo incorpora más como elemento de seguridad y comodidad en sus vehículos, muchos de los cuales lo incorporan a su vez como elemento de localización. Del mismo modo, la llegada masiva de los smartphones, netbooks, tablets y demás tecnologías móviles, ha supuesto que todos (o casi todos) los ciudadanos con un dispositivo de estas características dispongan hoy, de un GPS personalizado.

Fuentes: neoteo, elplural

Imágenes: extremetechvenezuelaenhoustonmagazinecomunitatvalenciana,
directory.eoportal 

La tecnología y su efecto sobre el buen descanso.

celular-dormir  (Contenido del programa emitido el 28-02-2015)

     A muchos de nosotros, cuando llega la noche nos encanta tumbarnos en la cama antes de dormir y usar la tablet o el smartphone para navegar por Internet, jugar, hablar con nuestros amigos o para leer un poco. Cuando iniciamos la actividad en nuestro dispositivo, puede que estemos cansados y con sueño, pero después de unos minutos de estar hipnotizados por la pantalla, hay veces en las que acabamos más despiertos de lo que estábamos cuando empezamos. Y es que, a pesar de los beneficios que trae el uso de dispositivos para la comunicación, la educación y las relaciones sociales, ciertos estudios demuestran que pueden tener efectos negativos importantes en nuestra salud, específicamente en el sueño.

    En este sentido, Guadalupe Terán Pérez, coordinadora de la Clínica de Trastornos de Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana de Iztapalapa, en México, comenta sobre cómo la cantidad y la calidad del sueño se ve disminuida por incluso el usoSchlaflosigkeit mit Uhr in der Nacht. Frau kann nicht schlafen. de otros tipos de dispositivos tecnológicos diferentes a los celulares. Explica, que “con respecto a las parasomnias se incrementa la presencia de pesadillas, sobre todo en aquellos que acostumbran escuchar música en la cama antes de dormir. Y las personas que ven televisión tienden a hablar más dormidos, trastorno llamado noctilalia”. Indicó que estos malos hábitos alteran la producción de melatonina, hormona que se secreta de manera natural como una respuesta a la oscuridad.

   La melatonina es una hormona que se produce en la glándula pineal (localizada en el cerebro) en diferentes concentraciones a lo largo del día y forma parte del sistema de señales que regula el ritmo circadiano del sueño. En los animales diurnos, como los human132021_4562348w_principalos, en ausencia de luz la concentración de esta hormona sube e induce el sueño. Un fotopigmento de algunas células de la retina, la melanopsina, contribuye a que se den estos cambios de concentración dependiendo de la luz que perciba. Además, los estudios sugieren que el pico de sensibilidad más alto que alcanza este se encuentra entre los 460 a 484 nm, o dicho con otras palabras, entre la luz violeta y azul.

     Las pantallas de nuestros dispositivos emiten esta luz azul, que estimula más la melanopsina que otros colores de luces, esta actuará disminuyendo la liberación de la melatonina y de esa forma sufriremos alteraciones del sueño, llegando a perder incluso horas de descanso y teniendo consecuencias smartphones-afectan-tu-descansocognitivas, generando cansancio y somnolencia que si no es manejada de manera adecuada puede generar depresión, ansiedad, obesidad, adicciones y riesgos de enfermedades cardiovasculares. El uso de dispositivos móviles afecta principalmente a los adolescentes y jóvenes, por lo que los investigadores hicieron la advertencia a los padres de familia para que regulen el tiempo de uso de celulares y tabletas, especialmente en horas en las que deberían estar durmiendo.

     Por lo tanto, para descansar mejor sería conveniente evitar la exposición a la luz que emana de este tipo de dispositivos, utilizando el celular en entornos con buena iluminación. Esto presenta un dilema puesto que para mejorar la calidad del sueño se recomienda apagar las luces del hogar progresivamente desde una hora antes de irse a la cama. La solución, es desprenderse de la tecnología cuando se acerque la hora del descanso. No exponernos a ningún dispositivo que genere luz artificial y cuidar que el contenido de lo que vemos antes no nos sobreactive, es decir, evitar juegos violentos, luces brillantes, música muy alta o cualquier cosa que nos estimule.

Fuentes: hipertextual, aristeguinoticias, hoysaludable, elsalvador

Imágenes: elregional, elvenezolanonews, paradigmaterrestre, sdpnoticias 

Amor en tiempos tecnológicos.

love(Contenido del programa emitido el 14-02-2015)

    Actualmente las relaciones humanas han cambiado el rumbo, de acuerdo a lo que antes llamábamos comunicación: primeramente fue el teléfono, después los celulares y ahora el Internet y las redes sociales, que si bien nos comunican y nos permiten conocer y viajar por medio de ellas, ponen potencialmente en peligro la parte afectiva y los lazos humanos. Expertos aseguran, que este cambio cultural podría estar alimentando una brecha comunicativa seria, que podría afectar a una generación entera, en la que ciertos individuos no cuenten con la capacitación y experiencia suficiente para poder tener intimidad verbal, emocional y romántica en persona.

    Si hubiera un salón de la fama del cortejo romántico, el celular e internet ya tendrían su propio espacio completo. Pasando el pasillo podrías ver a Platón, el antiguo filósofo griego que hablaba de un profundo amor espiritual llamado ágape. Cerca de la tienda de souvenirs sería posible encontrar a los inventores de la caballerosidad, los caballeros medievales que se ganaban las llaves del cinturón de castidad de sus damiselas en apuros. Y, por supuesto, es necesario mencionar a un  obispo del siglo III llamado Valentín, quien, según la leyenda, consumó matrimonios cristianos ilegales en secreto. Algunos dicen que el Día de San Valentín se celebra el 14 de febrero en homenaje al día en que fue ejecutado por los romanos.

     Para bien o para mal, en nuestra cultura parece que ya le ya le dijimos adiós a los sobres perfumados con cartas de amor de corazón, escritas en cawhatsapp1ligrafía sobre papel fino. No más tesoros de cartas amorosas amarradas con listones de colores que se heredan de generación en generación. La nueva ola tecnológica ha traído una diferente cantidad de medios por los cuales los enamorados se expresan y hacen llegar su cariño a sus amados. Hoy los mensajes amorosos se intercambian en unos cuantos caracteres y de manera inmediata, con sólo elegir la opción “enviar”.

   Un estudio dirigido por el minorista de electrónicos en el Reino Unido, Pixmania, muestra que no sólo hay más formas que nunca de conquistar a alguien, sino que también existen ciertas “normas” que definen la rapidez con la que alguien se debe enamorar. La diferencia con el estilo clásico del cortejamor-tecnologa_thumbo es que ahora el nuevo involucra tiempo en Facebook, llamadas y todo lo relacionado con el social media y la tecnología. Las parejas jóvenes ahora tienen la opción de estar en contacto constante así que, en consecuencia, el estudio dice que se necesita un promedio de 224 tweets, 163 mensajes de texto, 70 mensajes de Facebook, 37 correos electrónicos, y sólo 30 llamadas telefónicas de estas personas para que los dos comiencen a caer enamorados el uno del el otro.

    En cualquier caso, enamorados o en proceso de estarlo, una relación sigue necesitando una fuerte base de confianza y respeto. Ciertas aplicaciones y servicios hacen difícil ocultar tu actividad en línea, y habrá quien te reclame por no haberle escrito cuando evidentemente estabas “conectado”. El acoso geAmor_Virtualnera estrés y debe evitarse. Las tecnologías han dado nuevos y poderosos medios de comunicación a las parejas, pero hablar en presencia física, sigue brindando un nivel de conexión superior e incomparable. El amor sigue necesitando de mirarse, escucharse y tocarse, y esto, al menos hasta hoy, no puede transmitirse a través de manera digital.

Fuentes: CNNMéxico, elartedesabervivir, swagger, medciencia

Imágenes: Inspirulina, unocero, taringa,eju.tv

Tecnología móvil, redes sociales y su impacto en las relaciones interpersonales.

adictos   (Contenido del programa emitido el 13-12-2014)   

     La tecnología avanza y va introduciéndose cada vez más en nuestra vida diaria. Internet, las redes sociales, la conectividad y los dispositivos móviles nos llevan a un mundo en el que se ha generado un importante cambio en nuestra forma de relacionarnos y de comunicarnos.

    Es en el contraste entre las nuevas generaciones y otras que no nacieron dentro de este torbellino vertiginoso de evolución tecnológica, donde tiene cabida plantearse si acaso los avances tecnológicos están poniendo en peligro la manera en la que nos relacionamos, y si es posible que la misma tecnología que nos acerca a las personas, nos aleja de ellas al mismo tiempo. No es poco común escuchar entre nuestros conocidos, o nosotros mismos decir en algún momento a alguien: ¡Deja ese teléfono tranquilo!

     El acercamiento tecnológico nos permite controlar casi todo desde nuestro teléfono inteligente y entablar conversaciones con personas que están a cientos de kilómetros de distancia, pero ¿a qué costo? Y no me refiero a una estimación económica. En el uso indiscriminado de la tecnología yace una desventaja silenciosa y por muchos ignorada, la cual afecta directamente nuestra capacidad para interactuar con lo que nos rodea. Algunos han llegado a un punto en el que a través de Facebook, Instagram o Twitter, que siguen siendo las redes sociales del momento, piensan que con dar un me gusta, comentar una publicación o hacer un retuit es suficiente para mantener una relación. Que estar al tanto de todo lo que publican las personas en nuestro círculo social es de alguna manera equivalente a pasar tiempos con ellos y compartir experiencias.

     En el 2012, como parte de una campaña de un diccionario australiano, se reunieron varios expertos en el lenguaje para acuñar una nueva palabra que describiera el acto de ignorar a una persona -con la que explícitamente se está interactuando- en favor concentrarse en alguna tecnología móvil. El término se ha definido como, phubbing, producto de la unión de las palabras inglesas phone (teléfono) y snubbing (despreciar). En la actualidad es común ver a niños muy pequeños ensimismados con un teléfono móvil y al existir escasa información sobre este tema, resulta difícil erradicar este problema. Asimismo, el porcentaje de adolescentes que prefiere comunicarse vía escrita en lugar de “cara a cara”, resulta alarmante al consultar algunos estudios realizados. Sobre los jóvenes, es evidente que la responsabilidad de enseñarles sobre el buen uso de las herramientas tecnológicas recae sobre los padres, de manera que los hijos sepan utilizarlas a su favor y no en contra.

     En el mismo orden de ideas, las consecuencias de esta hiperconectividad, de ese deseo de estar siempre con alguien más en otro lugar, no son sólo sociales o sentimentales, también son físicas, y están relacionadas a la postura del cuello que adoptas al estar mirando tu teléfono, denominado text-neck (cuello de texto), el cual es un problema que afecta cada vez a más personas y podría convertirse en una nueva epidemia. Al mantener el cuello inclinado aumentamos la presión en la espina cervical, esto causa dolores de cabeza, cuello, brazos y entumecimiento.

     Hace tiempo las noticias se compartían de boca a boca. Después llegaron los periódicos, la radio, la TV y ahora Internet. Cada una de estas evoluciones enfrentaron la estigmatización que sufre todo cambio a lo establecido y es normal que incluso el contacto humano evolucione, pero únicamente dar los buenos días en un mensaje, likear la última foto publicada y jugar el juego de moda puede estar privándote de experiencias verdaderamente significativas y enriquecedoras.